Gammagrafía Industrial

La gammagrafía industrial como técnica de Ensayos No Destructivos (END) es el método idóneo para el control de calidad en las aplicaciones industriales, empleando rayos Y (gamma) y rayos X para realizar las radiografías.

Su uso es intensivo durante la construcción de grandes piezas metálicas, en el montaje de plantas industriales, en el tendido de oleoductos y durante el mantenimiento de estas instalaciones, para estudiar la integridad y calidad de soldaduras, y del material de tuberías, tanques, piezas metálicas diversas, entre otros.

Actualmente se utilizan casi exclusivamente fuentes radiactivas encapsuladas de Ir192 y de Co60, si bien aún se siguen utilizando algunas fuentes de Cs137. También se usan, aunque en menor proporción, fuentes radiactivas de Yb169 y de Tm170.

Para el uso de imágenes con equipos de rayos x, la energía que se utiliza puede variar entre 150 y 300 kv.